CEIP Los Castillos C/Referéndum de Vinagrande 3. Alcorcón 28925
gruposcoutnomadas@gmail.com

Metodología Colonia

LOS CASTORES Y SU HISTORIA

La primera unidad “pre-Manada” surgió en Irlanda del Norte en el 1º Dromore Group en 1963 y se llamó “Los Pequeños Hermanos”. Surgió de igual forma que la Manada, cuando los scouters llevaban a sus hijos más pequeños a las reuniones y cuando los scouts llevaban a sus hermanos menores que no tenían edad para ser lobatos.
Oficialmente tomo el nombre de “Castores” en 1966, siendo uno de los nombres que Baden-Powell había considerado cuando creó la Manada.
En 1974, en Canada la sección de castores entró a formar parte del movimiento scout.
En España fue introducido por la Asociación de Scouts de España en 1982 de forma experimental siendo en aquel entonces una rama opcional para los grupos scouts.
.
En el Grupo Scout Nómadas se abre la Colonia en el año 2006 con el nombre de Bantú.

INTRODUCCIÓN A LA TEMÁTICA

Los castores son niños y niñas de entre 5 y 8 años de edad que forman parte de la Colonia y que en algunos momentos se organizan en grupos más pequeños llamados madriguera.
Esta es la edad de la máxima ilusión por descubrirlo todo. Los niños contemplan con curiosidad todo lo que les rodea, desarrollando la creatividad y ganas de aprender.
Es importante que a éstas edades se les inculque a los niños el adquirir responsabilidades, tanto personales como colectivas. Desde la adquisición de hábitos de higiene corporal, como el que cada cosa tiene su sitio o que todos debemos colaborar cuando se termina una actividad.
El color de los castores es el azul celeste.

El lema de los castores es ¡Compartir!

Y la ley de los castores dice:

El castor comparte con alegría y juega con todos.

La rama de Colonia tiene un saludo especial con el que simulan sus paletas del castor con el dedo índice y corazón de la mano derecha, el dedo pulgar quedará apoyado sobre los dedos meñique y anular simbolizando que el fuerte protege al débil, del mismo modo que en el saludo scout.

Los objetivos de la Colonia son

Es en la Madriguera, donde los castores comienzan a conocer el trabajo en equipo. La colonia unida funciona como un gran grupo, y las actividades que se les plantean a los Castores deben inducir a crear un ambiente de alegría, amistad y participación.

Educar de una manera integral en todos los aspectos de su vida, fomentando la transmisión de los valores del Escultismo.

Promover el desarrollo de hábitos saludables y la mayor autonomía posible del niño.

Desarrollar las habilidades físicas y la psicomotricidad mediante la participación en el juego.

Vivir el propio ambiente de la colonia y del grupo scout.

Formar una persona solidaria iniciándoles en valores básicos de la vida familiar y social.

 

Extrapolar los valores que se trabajan en la rama y el grupo para trasladarlos a la vida cotidiana.

 

El número de castores en la colonia deberá ser adaptado a las necesidades de los niños y teniendo en cuenta las posibilidades y recursos de los grandes castores y del grupo.

 

La colaboración entre los Grandes Castores y la familia del castor es imprescindible para atender las necesidades concretas de cada castor mediante un seguimiento individualizado del niño.

 

Marco simbólico

En Colonia se pretende utilizar el cuento como un medio para transmitir elementos de su cultura de unas generaciones a otras, un medio para convertir lo universal en particular, lo abstracto en concreto, etc.

A través de las cualidades de los animales, los castores comprenden ideas como el crecimiento, el trabajo. Además, el ambiente de fantasía contribuye a que los niños aprendan, se integren y se desarrollen.

Actualmente, en la Colonia Bantú trabajamos con “Los amigos del Bosque”. Cuento que se ambienta en un bosque donde los castores (representados por los niños) conviven y aprenden de otros animales y de una familia humana que vive allí también, la familia Jones.

Esta ambientación o marco simbólico, que gira en torno al cuento de “Los Amigos Del Bosque”
(pincha aquí para descargar), se utiliza para que a través de su gran imaginación, el niño personifique en un mundo de fantasía aquello que va a aprender, ya que aún es muy pequeño para abordar su educación de forma adulta y madura.

 
 

Desde los primeros pasos del “castorcito“, su aprender a “compartir” para realizar un trabajo común, la identificación con KEEO, la apertura hacia los demás y el nado hacia arriba, búsqueda de nuevos horizontes: la Manada.

De la misma manera, los educadores o “Grandes Castores” utilizan diferentes personajes del cuento, adaptando nombres como Gran Castor, Malak, Arcoíris, Burbuja, Ojo de Halcón…

LEY

El/la castor comparte con alegría y juega con todos

Nos ayuda a recordar a los castores la alegría que produce el no ser egoístas.

LEMA: COMPARTIR

Refleja la importancia de la primera socialización y va dirigido a promover la convivencia. 
En las formaciones, ante el grito del scouter: “¿Castores queremos…?, ellos responden: “¡Compartir!

LA PROMESA

Es un compromiso con el que el castor manifiesta su deseo de compartir y participar en la Colonia
” Yo… (nombre) prometo: compartir mi labor como castor(a) y participar con alegría en la colonia.”